MILÁN, ITALIA.- El Inter de Milán, se suma a la lista de los grandes conjuntos europeos, que se encuentran bajo el control de directivas o dueños extranjeros. Esto, luego de que el grupo chino de distribución de electrodomésticos Suning, anunciara este lunes, que había adquirido el 68, 55% del capital del equipo ‘nerazurro’, por unos 270 millones de euros (306 millones de dólares).

La parte del empresario indonesio Erick Thohir, que había comprado el 70% de las acciones del club hace tres años, se reduce ahora a un 31%, aunque los medios italianos aseguran que la firma china quiere adquirir la totalidad.

El industrial italiano Massimo Moratti, presidente del Inter de 2006 a 2013 e hijo de Angelo Moratti, que lo había presidido de 1955 a 1968, cedió el 29, 5% del capital que conservaba y ya no tiene ningún peso en la centenaria institución.

La operación es la última, y la más espectacular, de una serie de inversiones chinas en el futbol europeo, alentadas por el presidente chino, Xi Jinping. El otro gran club milanés, el AC Milan, en manos de Silvio Berlusconi durante 30 años, también negocia su compra por inversores chinos.

El conglomerado chino Recon compró en mayo al club inglés de segunda división Aston Villa, por 75 millones de euros según medios británicos.

El grupo Wanda, del multimillonario Wang Jianlin, adquirió en 2015 el 20% del Atlético de Madrid y se convirtió en uno de los principales patrocinadores de la FIFA. También en España, el fabricante chino de juguetes y de maquetas Rastar se hizo este año con la mayoría accionarial del RCD Espanyol, por unos 60 millones de euros.

La operación más vistosa hasta ahora era la de la compra en 2015 del 13% de las acciones del Manchester City, hasta ese momento en manos de un jeque catarí, por un consorcio de fondos chinos liderados por China Media Capital, por unos 400 millones de dólares (377 millones de euros).

El Inter, ganador de 18 scudetti y de tres Ligas europeas de Campeones, enfrenta además una sequía de títulos. El último, una Copa de Italia, remonta a 2011. Y su última participación en la Champions data de 2011-2012. Una mala racha a la que sus nuevos dueños prometieron poner fin.

Suning quiere convertirse en “un apoyo inamovible para que el Inter de Milán recupere su esplendor”, dijo el presidente del grupo de distribución de electrónica y electrodomésticos, Zhang Jindong, en una conferencia de prensa en Nankín (este), transmitida con fondo de imágenes de la gran Muralla china y del Duomo de Milán.

jcrh