PUEBLA.- A nivel deportes, Puebla tiene un rico historial, especialmente en lo referente al beisbol, dado que se viene practicando en el estado desde el año de 1900.

Incluso, no podríamos comprender a este deporte, como uno de los más populares del país, sin antes conocer el papel preponderante que jugó Puebla en la creación de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) y la llegada del profesionalismo a México.

Este circuito, fue obra de Alejandro Aguilar Reyes y Ernesto Carmona, quienes en 1928, dieron forma a la primera encarnación de la Liga Mexicana de Beisbol, la cual contó con seis equipos en su primera instancia.

Uno de los primeros equipos con que se contó en la LMB, fue el 74 Regimiento de Caballería de Puebla, que jugó en instalaciones deportivas de Metepec y Atlixco. Llegó a ser el primer campeón de la LMB, pero el equipo solo pasó dos meses en el estado y fue trasladado a San Luis Potosí, donde consiguió el campeonato, debido a su paso fugaz, la LMB decidió dar a San Luis como la primera zona donde existió un campeón de liga.

Pero Puebla, no habría de quedarse sin el llamado “Rey de los deportes”, puesto que en 1942 habría de nacer el conjunto de los Pericos, quienes tomaron el mote, gracias al color verde que adornaba su vestimenta.

Los Pericos, terminaron su primera época en 1948 reapareciendo en la campaña de 1960. Posteriormente tuvo apariciones intermitentes en el máximo circuito del beisbol en México. De hecho en 1976, luego de que Jaime Pérez Avellá tomó las riendas del equipo y decidió cambiarle el nombre por Ángeles de Puebla, equipo que en 1979 fue campeón de la LMB.

En 1980, un problema entre Veracruz y Puebla generó un gran conflicto en la LMB, dando paso a la gran huelga de beisbolistas, lo que culminó con la creación de la Asociación Nacional Beisbolistas (ANABE).

Para 1985, el beisbol de la LMB regresó a Puebla ahora con los Ángeles Negros, un equipo de leyenda en Puebla, en su segunda temporada, la del 86, los dirigidos por Rodolfo Sandoval consiguió el tercer campeonato para el estado, un equipo que dejó la liga al año siguiente.

La década de 1990 fue complicada para este deporte en el estado, los problemas económicos y una identidad de los equipos resultó en el regreso de los Pericos, pero solo por tres temporadas (1993-1995).

Fue hasta el año 2000 que el beisbol regresó con fuerza; con el retorno de los Pericos a la pelota mexicana, para el 2002, los Tigres arribaron a la Angelópolis y en 2005 dieron a la capital poblana su cuarto título profesional, aunque dejaron Puebla el año siguiente para mudarse a Quintana Roo.

Los Pericos compitieron con los recuerdos que la organización bengalí dejó, pero supieron establecerse y ahora con dos Series del Rey disputadas (2010 y 2014), la novena verde solo busca un campeonato para consolidar su historia en Puebla.

jcrh