MÉXICO.- Los gritos homofóbicos que tristemente han hecho famosos a los aficionados al futbol en México, ya le han costado importantes cantidades en dólares, debido a multas impuestas por la FIFA. Y se continuar, podrían hacer que la selección nacional pierda puntos y tenga de jugar a puertas cerradas su siguiente compromiso oficial.

Para evitar esto, la Federación Mexicana de Fútbol ha recurrido a sus guardametas para solicitar buen comportamiento a sus aficionados

Recordemos que hace una semana, la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFS), anunció multas para varias federaciones nacionales, entre ellas México con 35.000 dólares, al considerar que existieron “cánticos discriminatorios” en partidos amistosos y de clasificación a la Copa Mundial Rusia 2018.

De esta forma, por medio de un video, Jesús Corona, Alfredo Talavera y Guillermo Ochoa lanzan una velada advertencia sobre un posible castigo de la FIFA si su afición sigue recurriendo al grito de “¡Eeeh puto”, con el que fustigan en los saques de meta al guardameta y al equipo rival.

“No quiero ni imaginarme un estadio vacío, no queremos jugar sin tu apoyo”, dice Guillermo Ochoa en el vídeo y luego Alfredo Talavera le pide a la afición: “Detengamos juntos el grito hacia el portero rival”, mientras que Jesús Corona cierre el mensaje “esto ya no es un juego y queremos contar contigo”.

El próximo partido de México como local será ante Honduras el 6 de septiembre.

jcrh